Keller Cimentaciones está ejecutando un nuevo tratamiento de mejora de suelos mediante columnas de grava para el apoyo de nuevos terraplenes, y la ampliación de existentes, en la reordenación de una importante vía de comunicación entre la meseta y el norte de España.

La existencia de suelos blandos, denominados depósitos de marisma, con sus características resistentes y deformacionales que podían generar problemas de estabilidad y asientos inadmisibles con los rellenos proyectados, han impulsado la ejecución del tratamiento de mejora.

Analizada la potencia variable del terreno a tratar y la geometría de la obra, los trabajos de mejora se han planificado con dos equipos sobre orugas que permitirán alcanzar longitudes de tratamiento de hasta 21 m. Cumpliendo con los requisitos de planificación de proyecto, los trabajos se están acometiendo con dobles turnos diarios.Nuestro compromiso con la excelencia y nuestros altos estándares de seguridad y calidad nos permiten acometer los trabajos cumpliendo con las necesidades y expectativas de nuestros clientes.

 

Published on
9 Sep 2019