En general la inyección de macizos rocosos fracturados se realiza para reducir el flujo de agua a lo largo de las juntas y discontinuidades del mismo.

Usos frecuentes

Reducir la permeabilidad de un macizo rocoso o suelo
Aumentar la resistencia a la deformación estructural

Proceso

Habitualmente se inyecta la lechada por fases a partir de perforaciones realizadas a rotación o rotopercusión. La reducción de la permeabilidad es una función del material de inyección, del macizo rocoso y del diseño de la inyección. Generalmente la inyección de macizos fracturados se lleva a cabo con microcemento o cemento.

Ventajas

Es efectiva para reducir el flujo de aguas subterráneas en el macizo rocoso o suelo
Costes reducidos de bombeo durante la excavación subterránea
Se reduce el descenso de los niveles de agua subterránea en la parte exterior de una excavación
Reduce la deformación de la roca / suelo

Garantía de calidad

Keller Cimentaciones tiene una dilatada experiencia en la inyección de macizos rocosos y dispone de una amplia gama de equipos de perforación e inyección para trabajar en entornos estrechos o de bajo gálibo. Además puede controlar, automatizar y registrar el proceso de inyección a través de ordenadores de campo.