La solución en este caso es mediante la aplicación de tres técnicas diferentes. Consolidación del terraplén mediante la inyección de tubos manguito metálico con la doble finalidad de consolidar y contener. Sostenimiento del talud en diferentes zonas mediante la ejecución de bulones. Por último y una vez terminada la consolidación y el sostenimiento, se procede a realizar una red de drenaje.

Para ello se emplean dos equipos diferentes, uno de gran tamaño para ejecutar todas las perforaciones desde plataformas, y otro más pequeño pero con capacidad de revestir los taladros para provocar la menor afección posible al talud, que se colocara sobre una cesta en una grúa.

Los trabajos se realizan durante los meses estivales.

Published on
22 Ago 2019