Los Pilotes dúctiles de hierro constituyen un método de cimentación profunda que emplea la técnica de desplazamiento mediante la hinca de pilotes prefabricados de hierro dúctil fundido, disponibles en diámetros entre 118 y 170 mm y distintos espesores de tuberías.

Usos frecuentes

Edificios industriales y comerciales
Almacenes
Cimentación para tuberías
Tanques y terminales de almacenamiento
Construcciones de puentes
Edificios residenciales
Estabilización de taludes
Edificios públicos
Pilones para torres de transmisores y de electricidad
Pueden inyectarse con mortero para soportar tracciones así como para contrarrestar la corrosión

Proceso

Se coloca una zapata de hincado sobre el terreno después de preparar la plataforma de trabajo y de preexcavar el encepado de cimentación. Las tuberías dúctiles tienen una longitud aproximada de 5 m y se fabrican con una junta de campana. Se instala la primera tubería dentro de la zapata de hincado y se hinca ambos en el terreno, después se coloca un nuevo tubo dentro de la junta de campana del tubo hincado y se hinca en el terreno, repitiéndose este proceso hasta alcanzar el criterio de rechazo. El tramo de pilote que sobresalga en exceso se corta. Según el proyecto, se puede inyectar el fuste y rellenar el interior de los tubos de mortero.

Si los pilotes se inyectan, el primer tubo se dota de una válvula de inyección cerca de la zapata de hincado, de tal manera que el mortero pueda rellenar el espacio libre entre la tubería y el suelo que se origina por el mayor diámetro de la zapata de hincado. Diámetros entre 200 y 260mm son habituales dependiendo de las condiciones del suelo.

Inmediatamente después de instalar los pilotes se colocan los cabezales de los mismos diseñados como placas acero de reparto de la carga. En el caso de pilotes traccionados, el interior del tubo se rellena de mortero y una o más barras corrugadas se embeben en el mortero fresco sobresaliendo la longitud de anclaje necesaria para fijarlos a la estructura.

Ventajas

Alta tasa de producción por turno, promedio aproximado de 350 ml/turno
No genera desperdicios
Pueden rendir una capacidad de carga desde 250 kN hasta 1.000 kN por pilote
Se puede alcanzar la longitud óptima del pilote de acuerdo a las condiciones de carga y de suelo
Pueden ser una buena alternativa a los micropilotes

Garantía de calidad

Keller posee una gran experiencia en la instalación de pilotes dúctiles de hierro.

Se puede controlar la capacidad portante de cada pilote cumpliendo con los criterios de hincado y con la longitud óptima del pilote. Nuestros criterios de hincado y análisis retrospectivo pueden confirmar la capacidad portante del pilote. Una prueba de carga estática llamada Hay-Proof-System® tiene el valor agregado de obtener los valores de la fricción superficial y de la resistencia por punta del pilote.