Los pilotes de barrena continua (CFA, por sus siglas en inglés) son un tipo de pilote hormigonado in situ. Se perforan y se hormigonan en una única operación continua y así el tiempo de instalación es menor comparado con otros pilotes de este tipo. Se coloca el refuerzo de acero en el hormigón fresco tras su hormigonado y así el pilote resiste la totalidad de la carga estructural.

Pilotes CFA

Usos frecuentes

Cimentación de Estructuras
Contención de tierras
Prevenir deslizamientos o protección de estructuras existentes; en general esta solución se combina con otras técnicas como anclajes al terreno o bulones
Proyectos de infraestructura como construcción de túneles, carreteras, puentes así como protección contra la inundación

Proceso

Los pilotes de barrena continua se perforan haciendo rotar en el terreno una barrena continua de eje hueco hasta la profundidad de diseño. Se inyecta hormigón o lechada por el eje hueco y así se mantiene la presión estática del cabezal, para después llenar la cavidad cilíndrica creada mientras se retira de forma simultanea la barrena lentamente.

A continuación se coloca la armadura de refuerzo, introduciéndola dentro del hormigón fresco vertido. En general, los pilotes de barrena continua se refuerzan con una armadura rígida de seis metros de largo como mínimo, pero es posible instalar armaduras mucho más largas según lo requiera el diseño. Si es necesario, un equipo vibrador especialmente desarrollado, puede instalar con precisión las armaduras de refuerzo.

El correcto suministro del hormigón y su dosificación garantizan su bombeabilidad, por el eje de la barrena, y permiten la introducción de las armaduras.

Ventajas

Resiste cargas a compresión, de arrancamiento y horizontales
Una solución de cimentación rentable
Puede ser instalada en la mayoría de las condiciones de suelo como arenas, arcillas, limos, gravas y rocas blandas
Puede alcanzar profundidades que sobrepasan los 30 m y con una variedad de diámetros desde 300 mm hasta 1.000 mm
Bajo nivel de ruido y ningún tipo de vibración, ideal para zonas urbanizadas con condiciones de suelo débil y altos niveles de aguas subterráneas
De construcción muy rápida en comparación con los pilotes in situ ya que no requiere entubación ni lodos bentoníticos

Garantía de calidad

Es esencial un control minucioso del proceso de instalación para poder garantizar la más alta calidad de los pilotes.

Todos los equipos de instalación de pilotes de barrena continua cuentan con instrumentación de última generación que monitoriza todos los aspectos del pilotaje, a través de un Control Continuo de Parámetros; aspectos tales como la profundidad del pilote, rotación de la barrena, penetración, presión de hormigonado, extracción y consumo. La instrumentación produce un registro individual de cada pilote que incluye la identificación del elemento, la fecha, la hora y los datos del operador.

Esta operativa se complementa con un procedimiento documentado de gestión de calidad. La calidad se logra gracias a una gran variedad de métodos de ensayos no destructivos que se utilizan para evaluar tanto la integridad del pilote como el rendimiento de la carga y el asentamiento. La técnica de verificación es específica de cada proyecto y aplicación.