Son anclajes convencionales y provisionales con la singularidad de que una vez terminada su vida útil se pueden extraer los cables del terreno.

Usos frecuentes

Anclajes que invaden una parcela contigua en la que no pueden permanecer forma indefinida los cables de acero.

Proceso

Una vez terminada la vida útil del anclaje los cables se retiran con una maniobra manual liberando de ocupación suelos vecinos.

Ventajas

Evitan el sobrecosto asociado a otros sistemas de arriostramiento así como retrasos en los plazos de ejecución

Garantía de calidad

Keller Cimentaciones tiene una amplia experiencia en el diseño y ejecución de anclajes extraíbles en una amplia gama de suelos, además de disponer de  herramientas específicas y de personal formado.