Es una variante del anclaje clásico que facilita su ejecución bajo el nivel freático evitando el sifonamiento de la perforación y los problemas asociados a ello, principalmente la formación de huecos en el trasdós.

Usos frecuentes

Anclajes bajo el nivel freático

Proceso

Uno de los grandes desafíos que se presenta a la hora de ejecutar anclajes es la perforación de los mismos por debajo del  nivel freático.

Este problema en terrenos con predominio de arcillas, y en ocasiones de limos, se reduce al sellado final de la perforación; ahora bien, en terrenos arenosos, fangosos y aluviales en general aparece el riesgo de sifonamiento.

El fenómeno de sifonamiento, es decir, la presión originada por la diferencia de cota entre el nivel freático del trasdós y la cota de perforación de los anclajes, ocasiona importantes arrastres y lavados del terreno que pueden generar importantes movimientos o socavaciones en el entorno de la obra, pudiendo afectar gravemente edificios o instalaciones cercanas.

El sifonamiento se evita a través de un pieza anular que se coloca entre el varillaje de perforación y el emboquille de la misma.  La pieza dispone de una junta de goma que al expandirse hace presión contra el varillaje y el emboquille impidiendo el paso del agua y la formación de los mencionados arrastres o lavados.  La goma con el tiempo termina desgastándose por la fricción producida por el giro del varillaje, siendo necesario reponer la pieza por otra nueva.

Ventajas

Perforación segura bajo el nivel freático eliminado el riesgo de sifonamiento y los problemas potencialmente asociados a éste.

Garantía de calidad

Keller Cimentaciones, cuenta con sistemas de perforación específicos para realizar con seguridad perforaciones bajo nivel freático en terrenos proclives al sifonamiento, y siempre bajo el control de personal especializado y con la garantía de una gran cantidad de obras ejecutadas satisfactoriamente en esta situación.